UN CUENTO PARA REFLEXIONAR

LA CENA

No tenía muchas ganas de cenar, pero vio la oportunidad y se dijo: -¿por qué no?

Pensó: -éstas oportunidades no se dan todos los días...

Le dieron a elegir un menú a la carta espléndido.

Toda la gente que había ido a visitarlo ya se había retirado. Cenaría solo.

A la hora prevista le sirvieron la exquisita comida con servilletas de hilo, vajilla y cubiertos de lujo.

Todo un agasajo. Pocas veces había cenado tan bien.

Sabía que ésta cena sería irrepetible.

Al cabo de un rato, con una gran amabilidad, lo acompañaban a la silla eléctrica.

___________________________________________________________________________

If you want to read this blog in English use the built-in Translator.
Si voleu llegir aquest bloc en català utilitzeu el traductor incorporat.
Si vous souhaitez lire ce blog en français, utilisez le traducteur intégré.
Wenn Sie diesen Blog auf Deutsch lesen möchten, verwenden Sie den integrierten Übersetzer.
如果你想用中文阅读这个博客,请使用内置的翻译器
Если вы хотите прочитать этот блог на русском языке, используйте встроенный переводчик.
 

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL CULO Y SUS REFLEXIONES

LA SAGRADA (y PESADA) FAMILIA de Barcelona y Walt Disney

LA MUERTE DE UNA MONEDA