viernes, 13 de julio de 2018

LEYENDA DEL INVENCIBLE

LEYENDA DEL INVENCIBLE



Se creía así. Un fuera de serie.Pensaba que era un prodigio de la naturaleza.

Le escapaba a la realidad. Hasta suponía que no debía haber sido engendrado por sus padres.

Tal vez por algunos héroes o semidioses desconocidos, pero para él, reales.

También se inventó una familia. Una mujer acorde, e hijos perfectos. Le seguían sus pasos.
El INVENCIBLE, frente a su espejo

Sorteaba y saltaba todos los muros y dificultades que se le aparecían sin despeinarse. Un éxito permanente.

Y en su modo de vida... ninguna conflictividad terrenal, ninguna miseria humana podía tocarlo ni preocuparlo. Hacía lo imposible para que eso sucediese.

Su vida era como la de un Stradivarius extraordinario: permanentemente bien afinado.

Negaba, en síntesis, cualquier contacto con la realidad de todos los días. No sea cosa que lo sacase de su artificial ensoñación. De su cápsula impenetrable. De su orden perfecto, donde todo funcionaba.

Ni afecto, ni compasión, ni comprensión le hacían perder el tiempo de su preciosa vida.

Creía que estaba para otras cosas. Siempre era él y sus circunstancias más importantes que la realidad que lo rodeaba. Esos temas cotidianos no debían molestarlo.  

La realidad no era su plato favorito; pero sí lo era su espléndida película inventada, en la que vivía.

Como creía haber sido engendrado por dioses; sus padres no eran tema de conversación, ni preocupación. Había olvidado y negado todos los esfuerzos que hicieron para educarlo. Era como si no existieran. Tal vez creía firmemente que, personajes como él, se criaban y desarrollaban solos. 

Autónomamente...No debía por lo tanto, nada a nadie. Algunos se preguntaban: -en qué mundo vive este personaje?
Cuando el invencible se encontró con la REALIDAD.

Un día cualquiera, apareció sin avisar, casi imprevista y fatalmente, un muro que no pudo saltar. Una dificultad que no pudo soslayar. 

Entró en crisis. Esto no podía pasarle a él...No lo había considerado jamás en su libreto. Esto no estaba en sus papeles. El Stradivarius se desafinó. No era posible.

Buscó entonces lo que nunca creyó que iba a necesitar. Ayuda

Nadie se la ofreció. Muy fácil de entender...

Su vuelta a la realidad, lo hizo pensar entonces en sus padres. En los reales. En los de verdad, no en los de su historieta. Debía buscar y necesitaba un consejo.

Ahí se enteró, que ya no estaban. Olvidó que habían muerto. Y descubrió que los padres inventados, no existían. Sólo estaban en su imaginación.

Nadie pudo (ni quiso) sacar entonces al “Invencible” de esa situación de desamparo, desconocida para él y para toda esa familia que se había inventado y que desconcetados se preguntaban: - qué pasa?.

 Pero tuvo suerte. Se convirtió entonces al tiempo, en un ser humano normal, del tipo al que le pasan cosas; que le duele la panza; que se le rompe el coche y al que se le complican muchas circunstancias, que sufre y que finalmente, necesita de los demás. Era la vida. Ni más ni menos.

Tal vez un poco tarde, su película en colores, de gran estreno y enorme presupuesto, se convirtió, mal que le pesare y al final, en un film de relleno; normalito. 

Una película apta para cines de barrio. 
______________________________________________________________________________________________

If you want to read this blog in English use the built-in Translator.
Si voleu llegir aquest bloc en català utilitzeu el traductor incorporat.
Si vous souhaitez lire ce blog en français, utilisez le traducteur intégré.
Wenn Sie diesen Blog auf Deutsch lesen möchten, verwenden Sie den integrierten Übersetzer.
如果你想用中文阅读这个博客,请使用内置的翻译器
Если вы хотите прочитать этот блог на русском языке, используйте встроенный переводчик.





¡JUGUEMOS EN EL PATIO DEL COLEGIO!

JUEGOS EN EL PATIO DEL COLEGIO En España estamos viviendo una coyuntura inconcebible. Hace un año, en una moción de censura, cay ó e...