EL FEMINISMO, CRUZADA DEL SIGLO XXI


DE PSEUDO-MONSTRUOS Y UNA CRUZADA DEL SIGLO XXI



Sin inscribirme en alguna idea de algún partido político ( al que se le esta dando estos últimos tiempos mucha publicidad ver nota *), quiero manifestar un sentimiento que ya es difícil de aguantar. Y se, por charlas con amigos, que a muchos que no lo dicen, les pasa lo mismo.
Ponerle fin de una buena vez

El feminismo, tomado como bandera, que condena a un hombre, ya inicialmente a ser considerado un violador o un "manoseador" o algo parecido, por el sólo hecho de haber tenido un roce accidental con una mujer.

Es tal el fervor que ponen las mujeres y quienes las acompañan en esta nueva "cruzada" siglo XXI, que comprendo al Alcalde de una ciudad de España (creo que Zaragoza), médico ginecólogo de profesión, cuando dijo que intentaba no subir solo en un ascensor con una mujer, no fuese cosa que en el 5º piso, tuviese ya una denuncia por acoso o violación...Desconozco si lo dijo en serio o en broma, exagerando por este curioso fenómeno por el que casi cualquier actitud de un varon hacia una mujer, pueda ser considerada acoso o intento de violación. Pero es un sentimiento que me ha pasado varias veces por mi cabeza.

Como decía mi madre "todo tiene un límite" y en estos casos o en muchos casos este límite se ha violado. Una cosa es faltar el respeto de palabra y/o de hecho, que debe ser observada y seguramente castigada por la Justicia, pero otra cosa es esta fiebre de denuncias por cualquier hecho trivial, rotulada en infinidad de casos como violencia de género y que hunde en la desazón a un hombre por el sólo hecho de recibirla ya se considera quasi culpable y a los Tribunales de Justicia de expedientes infinitos y que en general, no terminan en nada.

Al violador, todo el castigo que la ley imponga, pero aflojen un poco chicas con éstas denuncias en buena parte triviales, porque el "empoderamiento de la mujer" siendo este un termino de moda, no pasa por vivir en los juzgados y en manifestaciones donde se castiga hasta una mirada.

El combate feminista infinito debe terminar. Ya aburre.
No se puede vivir en esta exageración mucho tiempo, porque estos hechos finalmente, se vuelven en contra de quienes lo provocan. 

En cambio, muy poco se habla del maltrato que sufren los padres varones, cuando la pareja se separa y la madre usa los hijos como mecanismo de presión permanente ante cualquier reclamo, especialmente monetario. 

O de las mujeres, que abusan, hieren y hasta matan a sus compañeros por los mismos motivos que los hombres lo hacen.

Respetémonos, cada cual en su lugar; dejemos las exageraciones con la violencia de género y tratémonos con cortesía e igualdad y no veamos enemigos atacantes en el otro sexo, donde sólo y normalmente, hay personas como nosotros, que lo que deseamos es vivir en libertad y con tranquilidad. 

Suspendamos las cruzadas que exageran lo exagerable hasta lo impensable.


Nota*: el partido político al que me refiero es de España y se llama VOX.

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL CULO Y SUS REFLEXIONES

LA SAGRADA (y PESADA) FAMILIA de Barcelona y Walt Disney

ME TIENE HARTO