LA RELATIVIDAD DE LAS PALABRAS

LA RELATIVIDAD DE LAS PALABRAS

Es notable como el significado de las palabras pueden tener cambios, según quién las exprese.

Vamos a suponer: un político de Catalunya, con el rango de Presidente de esta comunidad, genera un conflicto de caracteristicas increíbles. 

El sufriente "exiliado"
Luego de realizado este disparate, pretendiendo decretar la independencia de la Comunidad que dirigía  y no queriendo asumir el castigo judicial que le corresponde, se fuga de noche, con otros 5 cómplices, a otro país de la Comunidad Europea.

Y ahí viene lo sorprendente del uso de los vocablos.

LA REALIDAD: una vez que este triste e ignorante personaje nota el despropósito y con ánimos de no hacerse cargo de la Justicia que lo pondría en la cárcel con toda lógica... se FUGA. 

Pero para sus acólitos, "se exilió". Créanlo o no!!!.

Luego de un referendum ilegal, éste fue el resultado previsto...
Es decir que una cobarde escapada, se convierte en un "triste exilio", eso si con todos los lujos, en una Capital Europea, contratando un carísimo Abogado de ese país, para que haga todo lo posible para no ser extraditado. Os dais cuenta. Por un birlibirloque, un delito se convierte en una "penosa experiencia" de desarraigo. Me pregunto quién o quienes pagaron esta fuga y esté más de un mes en el exilio 5 estrellas y en una finca a todo lujo.

Cualquier persona (como éste delincuente) debiera entrar en una piadosa y discreta mudez que lo haga olvidar. Pero no.Comienza a enviar "encíclicas" a través de un plasma y por Internet, donde propone un disparate tras otro, hablando de la democracia, del honor y etcéteras varias; precisamente él que se fugó como una rata del barco que se hundía dejando a todos sus amigos a bordo, tiene el coraje de darnos discursos desde ese otro país, donde vive como un rey en un exilio dorado.
Una representacion muy catalana del personaje
Mientras muchos de sus compañeros de aventuras políticas, dieron con sus huesos en la cárcel, donde aún están.

En síntesis: un delincuente común con pretensiones de redentor y dándonos lecciones de moralidad... 

De ahí la confusión de algunas palabras y conceptos que sólo confunden a místicos creyentes en este imbécil o a muchos distraídos en este siniestro personaje.

De quien hablo, ni se exilió, ni vive triste. Se fugó con nocturnidad, llevándose cuantiosos fondos de donde administraba y ahora pretende pasar por encima de la justicia que lo espera por infinidad de delitos.


Que nadie se confunda; es un delincuente con flequillo y pretensiones de estadista; pero la justicia, más tarde o más temprano, lo pondrá donde debe. 

En la cárcel, y sin ninguna contemplacion ni confusión

Preso, que es donde deben estar los políticos  que prevarican, engañan, estafan y no cumplen las leyes.


Comentarios

Entradas populares de este blog

ME TIENE HARTO

UNA HISTORIA DE MENTIRAS CONSTANTES

PARADOJAS DEL DIBUJO Y LA POLITICA