domingo, 2 de julio de 2017

¿ORGULLO GAY? ¡QUE ORGULLO!



EL BOCHORNO DEL ORGULLO


No diré como dicen muchos que el tema de los gais, lesbianas y demás, me es indiferente.

¡Qué va!


Dos enamorados
Me lleva a la reflexión en uno de los temas más ríspidos, tal vez, de la personalidad de quien escribe. No me es indiferente el tema de los homosexuales y lesbianas. Los respeto, pero no comparto casi nada de lo que proponen ni de cómo actúan.


No comprendo que siendo los afectos una actitud privada, como es el amor entre dos héteros, o el matrimonio, lo otro deba publicarse, festejarse como una proeza, tener apoyo de las Autoridades, que se cierren calles, que se acepten esos carnavales de aparente alegría, con carrozas de exhibicionistas cuando lo que se enorgullecen es de una casi patología antinatural.


Que cada cual quiera a quien quiera y que se acueste con quién quiera es indudablemente una decisión entre dos o más personas, sean del mismo o de distinto sexo. No tengo calificación para esto. 
Es irrelevante mi opinión y la de cualquiera. Está todo bien.


Pero de ahí, a llevarlo como una reivindicación nacional e Internacional; y que se considere a España como una cuna de libertades y ejemplo ante el mundo, por organizar estos desfiles cuasi carnavalescos, pero de una cierta gente, creo, hay una gran distancia.


No comprendo qué se reivindica, porque todos sabemos que las relaciones homosexuales, no son de ahora. Son tan antiguas como el género humano. Y que se hicieran no significa que se festejaran con fecha en el calendario. Se hacían entre los adeptos a este tipo de relaciones sexuales y listo.


Por eso que ahora, en estos días de pleno Festejo del orgullo Gay, no quiero preguntar cuándo será el día del Festejo Heterosexual. No. Si no hasta dónde llegará este aval a gente que desea publicar sus amores como si quisieran universalizarlas y normalizarlas. 

Padre 1 y Padre 2. Y la mamá?
¿Cuándo para tener un niño o niña los varones o mujeres homosexuales “alquilan vientres” considerando este hecho extraordinario como normal… ¿Luego la educación de esos niños con dos madres o 2 padres, significan un ejemplo a seguir? Es algo normal?


Reconozcamos que esta práctica de inseminación o alquiler de vientres sería considerable hasta normal, si la mujer o el hombre de una pareja, estuviesen impedidos de procrear por infertilidad de una o el otro; pero estos curiosos dúos hombre-hombre o mujer-mujer que quieren ser padres y madres los utilizan en el implícito conocimiento que sus deseos de páter/maternidad no se pueden hacer NORMALMENTE luego de la opción sexual que decidieron hacer de sus vidas.


Envuélvalo en el papel de regalo que desee. Pero esto del “orgullo “es tan “normal” como caminar cabeza abajo o intentar el cruce de un tucán con una cabra.


Fiesta del Orgullo (¿?)
De acuerdo: ahora todos a una, manifestando que esta idea es de un antiguo, que el mundo cambió, que no comprendo las realidades del hoy y que, además, no es ni “trendy, ni cool”.


Acepto las críticas, siempre que se hagan con educación, como intenté plantear libremente mis ideas. 

Para mí, estos festejos son y serán el bochorno de un orgullo inexplicable.

Saludos a todos los lectores y lectoras. ¡SEAN DE LA OPCIÓN SEXUAL QUE SEAN!


¡JUGUEMOS EN EL PATIO DEL COLEGIO!

JUEGOS EN EL PATIO DEL COLEGIO En España estamos viviendo una coyuntura inconcebible. Hace un año, en una moción de censura, cay ó e...