Google+ Followers

martes, 26 de septiembre de 2017

UN TIRO AL CORAZÓN

UN TIRO EN EL CORAZÓN

Hoy recibí un pequeño vídeo que me revolvió las tripas y la conciencia. 

Es de un Señor que cuenta sus experiencias en el Colegio Secundario y da un mensaje a los jóvenes que lo realizan, dando además importancia al esfuerzo, a la dignidad del estudio, la importancia de la honestidad.

El mensaje es el de una persona interesada en los temas humanos. Hace un llamado a que una parte de esos esfuerzos se deben volcar a la sociedad. Al género humano.

Este Señor, luego estudio Medicina. Fue médico de pueblo durante 15 años, ejerciendo en todas las especialidades ya que era único médico en esa región. Partos, pediatría, alergias, contracturas, infecciones. A cualquier hora y en cualquier día.

Luego viajó a EE.UU y estudió clínica y cirugía cardíaca, especializándose finalmente en esta vertiente, donde desarrolló inventos que revolucionaron la cirugía cardiológica.

Nunca olvidó que sus estudios tenían que darse a conocer. Volvió a Argentina con mucha ilusión, su país y fue recibido como se reciben los grandes héroes. Inició entonces su idea de socializar su medicina, y creó un Instituto que lleva su nombre.

Operaba a quien podía pagar y también a quien no. La economía de Argentina, nunca fue muy estable. 
Lamentablemente, sus cuentas económicas se desequilibraron. No podía seguir.

Pidió auxilio, él que había repartido sus esfuerzos a todo el mundo, dando sus horas y sus conocimientos quirúrgicos a todo el que se lo pidió.

Tuvo una respuesta raquítica. El gobierno de ese momento miró hacia otro lado. Los empresarios también. 

Se vió superado; no podía pagar ni a sus médicos ni a su plantel sanitario e hizo lo que cualquiera otra persona con su dignidad por bandera podía hacer.

Se pegó un tiro en el corazón. Se suicidó por la impotencia de los justos.

Quien los había curado durante más de 4 décadas, qué paradoja, se mató con un tiro al corazón! Tenía 77 años.

Sus enseñanzas en este vídeo perduran como si las hubiese dicho ayer. Son palabras llenas de conocimiento, templanza y afán de trascender en los alumnos jóvenes para inculcarles el gusto por el esfuerzo y el sacrificio por la lectura y aprendizaje. 

Invito a que lo vean.

La persona a la que dedico este artículo, era el Dr. Rene Favaloro. 

Es sólamente un humilde homenaje de éste escritor aficionado, que en toda su actividad familiar con mis hijos y universitaria con los alumnos y sin llegar siquiera ni a los talones de sus zapatos, intenté como él hacer y transmitir. Creo en parte que lo conseguí. Y si no al menos lo intenté.

Mi eterno respeto a este hombre, el Dr. Rene Favaloro, cuyo tiro en su corazón nos salpicó en buena parte a todos los Argentinos conscientes. Y aún nos duele.                                          


Mientras tanto, un Centro cultural edificado recientemente a todo lujo en Buenos Aires fue bautizado con el nombre de un ex presidente cuyo mayor ideal y placer, era abrazar cajas fuertes llenas de dinero robado y/o mal habido. 
Pondré sólo sus iniciales para no manchar ni ensuciar el texto de este post: NCK. Cosas veredes Sancho...

1 comentario:

  1. Me duele el corazón,cada vez que lo recuerdo.Es más de lo mismo,una impunidad total,y cuál si fuera poco,la Avda ex Rivadavia,provincia tiene el nombre de él.Es muy desetimulante pensar que los ladrones de nuestro país,superan a la gente que realmente se la jugó.

    ResponderEliminar

Critica, propone, corrige lo que desees; por favor, sin insultos! Se trata simplemente de disentir, pero siendo amables. Tengo previsto no moderar comentario alguno, siempre que seamos correctos en la expresión. Saludos y muchas gracias! Si crees que alguna cita o imagen tiene Copyright o viola algun derecho adquirido, avísanos que inmediatamente será modificado y pediremos disculpas.