Google+ Followers

jueves, 20 de noviembre de 2014

ORSON WELLS, EL TERCER HOMBRE Y LAS CLOACAS.



ORSON WELLS O VIVIENDO EN LA CLOACA.

Hay muchas maneras de vivir y de morir.


Me quiero referir en estos momentos, a las formas de vivir.


Actualmente en el siglo XXI, en Europa, en España para ser precisos, lo hacemos dentro de una cloaca rebosante de mierda (con perdón).


La corrupción está instaurada en los gobiernos. La mentira, el robo, la avaricia están en todos los estamentos. No se salva nadie. Los gobernantes se han olvidado que son funcionarios al servicio de quienes los votamos y roban diariamente pensando que nadie se enterará.

Cuando los descubren, se hacen los tontos que no saben nada…Que no se dieron cuenta de nada…


Creen en su desenfreno y ciegos de avaricia, que todos los ciudadanos somos imbéciles.


ORSON WELLS El Tercer hombre
Políticos despedidos por su desempeño miserable o por su corruptela, salen por una puerta y a las 24 h están nuevamente “trabajando” y en el mismo u otro sitio…
Se dice que este hecho despreciable es "la puerta giratoria"


PALABRAS PERDIDAS: La moderación, el sentido común se han perdido, al igual que algunas palabras que se eliminaron del vocabulario de estos delincuentes de cuello y corbata.


El honor, la discreción, la honestidad, el trabajo honesto ya no existen en el vocabulario de estos desgraciados, que roban todo lo que pueden, de la manera más inmunda y desaforada, luego mandan los dineros mal habidos a paraísos fiscales y si algún juez lo averigua, se hacen los sorprendidos, justificando de manera infantil las cifras millonarias de sus maniobras.


Se creen inmunes e inatacables. Han perdido la medida y el contacto con la realidad.


Todos los días hay una nueva información sobre esta “lasaña mugrienta” que capa a capa junta todas las estafas horizontalmente, tapando de nuestra memoria, la estafa anterior y exponiendo la última que en pocas horas se reemplaza por otra de corrupción parecida o distinta. Y así día tras día.


Los juicios se atrasan siempre por diversos motivos incomprensibles, lo que favorece el olvido paulatino y a veces hasta que el tiempo haga prescribir las acciones. Juicios que llevan 5 y 8 años son habituales. Fiscales que parecen abogados defensores de los delincuentes; los jueces que no dan abasto; y a veces antes que sentencien...misteriosamente los desplazan de jurisdicción y entonces se posterga todo de nuevo hasta que el Juez reemplazante se pone al día.


Cómo se puede vivir así? Es una buena pregunta. Orson Wells en “El Tercer Hombre” intentaba escaparse por las cloacas de Viena. 

ORSON WELLS, un corrupto por las cloacas de Viena.
Hoy por hoy no hubiese tenido esa posibilidad. Están llenas de políticos estafadores, timadores y ladrones, esperando el turno para irse, apenas puedan.


Por todo eso, tenga tapones para la nariz en casa. 

El hediondo olor ya es iNSOPORTABLE.

3 comentarios:

  1. El paralelismo de las cloacas de Viena y Orson Wels, con lo que pasa en el mundo de la corrupción, es un hallazgo de su parte. Lo felicito. Da gusto este post.

    ResponderEliminar
  2. Lo dicho, me acerco a tu blog. ¿Interesante? ¿Divertido? Ambas cosas. Y puestos a decir algo que odio: hablar en susurros y que no te escuchen (es que no se te oye, vale; pero podrían hacer un esfuerzo, eh) En fin, un saludo, josep turu (publico como anónimo porque no me permite hacerlo con mi url: serraniadepalabras.blogspot.com.es )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario. Quedamos en seguir leyéndonos. Saludos cordiales y Felices Fiestas!

      Eliminar

Critica, propone, corrige lo que desees; por favor, sin insultos! Se trata simplemente de disentir, pero siendo amables. Tengo previsto no moderar comentario alguno, siempre que seamos correctos en la expresión. Saludos y muchas gracias! Si crees que alguna cita o imagen tiene Copyright o viola algun derecho adquirido, avísanos que inmediatamente será modificado y pediremos disculpas.