sábado, 16 de noviembre de 2013

TODOS AL TREN!




EL TREN QUE IBA A ALGUNA PARTE

En los últimos tiempos, debido en parte a los cambios tecnológicos hemos tenido que realizar en nuestra vida reemplazos en algunos casos que significaron cambios profundos. 

La vida yo la entiendo como ese tren que no sabemos a dónde nos lleva.

La intimidad por el teléfono móvil (o celular). Cualquiera nos encuentra en el momento menos pensado y a veces en el menos conveniente.

La biblioteca por Google. Esto parecería que abocará finalmente en la desaparición del libro tradicional y su íntima relación erótica con el lector. Es uno de los temas que más me entristece.

El papel por una pantalla. Tanto para escribir, como para dibujar. Ganaron los bites…Tal vez aquí puedan cohabitar ambos pero la tendencia da a producir el inevitable reemplazo.

Los viajes por los documentales de la televisión. Reconozcamos que es más cómodo y económico. Te evitas molestias en los aeropuertos, propinas y saber idiomas. Desde el sofá de casa se lo pasa bomba!

El flirt por el chat. Ahora se manda un mensaje, y si “cuela” nos encontramos. En caso de “rebote” de la señorita o del señor…el tema queda en el aire. No se pasa tanta vergüenza. Se borra y a otra cosa.

El café por una “quedada” en Internet. Hacemos el encuentro desde la casa de cada uno. Sólo basta tener SKYPE o alguno similar. Además un amigo puede estar en Australia y otro en África, coincidiendo para estar juntos.

La llamada por el WhatsApp. El antiguo llamado telefónico por un mensaje gratuito, que sintetiza palabras y agiliza el diálogo, haciendo a veces innecesario el encuentro.

La consulta médica por la consulta en pantalla. Conozco amigos sicoanalistas que pasan visita por SKYPE y ni el paciente ni el médico se desplazan de su casa. Y todos contentos.

El lápiz por un ratón. Los arquitectos e ingenieros comprenderán mejor este reemplazo. Ya casi no se dibuja como antes, ni se calcula. CAD y Excel son nuestros nuevos dioses en la tierra.

La mesa de dibujo por un ordenador portátil. Ídem anterior.
Los planos en papel por archivos CAD. Ídem anterior.
El ordenador de mesa por un portátil. Próximamente el portátil por una tableta. Y así…

Las cartas con sobre y sello postal por el mail. Quién se acuerda de escribir una carta? Con la ilusión que representaba el hacerla y/o el esperarla…

Las fotos en papel, por archivos infinitos en nuestras computadoras o en las Redes Sociales.

Las gafas (o anteojos) por lentes de contacto. No sólo son más incómodos; además pueden hacerte cambiar el color de tus ojos.

Los “longplay” por los magazines, casetes, los CD, MP3 y…

No me sorprendería que en un futuro próximo, tal y como sucede con la moda, volvamos a leer en libros, pidamos una cita con el médico en su consulta, nos encontremos con los amigos a charlar en el bar de siempre, volvamos a pedir libros en la biblioteca del barrio, escribamos con “lápiz y papel”, cortejemos personalmente a la señorita de nuestros sueños, hagamos planos dibujando a mano, enviemos cartas a nuestros antiguos o nuevos amores, y si nos reencontramos con estas viejas pasiones, acabemos tomando una copa y escuchando un longplay de música tranquila, esa que ahora le dicen chillout.

Para luego de un tiempo, volver a empezar en este tren del que nunca sabremos quién nos dió el pasaje, ni porqué estamos en él, ni a dónde va, ni tampoco en que estación deberemos bajarnos.

Pero descuiden. Tal vez algún día, nos enteraremos.


FALTA DE RESPETO

¿QUE SE CREEN LOS POLÍTICOS? Un lugar de "intenso trabajo" y "siestas" En ESPAÑA la semana próxima tendremos qu...