lunes, 16 de julio de 2012

EL SUICIDIO DE LOS VALORES



No creo nada.

No creo que sean necesario tamaños recortes para sacar adelante un país.

No creo que tengan que llevarnos a la depresión, a la falta de ilusión, y al descreimiento para levantar a España.

Rindiendo pleitesía.
No creo que debamos entregar tampoco la soberanía de España a una exigente dictadura alemana o europea.

No creo que debamos aceptar todas las indicaciones u órdenes y que convirtamos al gobierno elegido hace unos meses en simples dependientes o realizadores de las ordenanzas del jefe/a teutón.
(Aconsejo leer mi artículo anterior sobre el Jefe de Estación y la locomotora alemana, en este blog)

No creo que el euro sea la salvación de nadie, especialmente de los países con problemas como nosotros. Claro está, además por los últimos acontecimientos.

No creo que podamos vivir permanentemente en Terapia Intensiva...acosados por las dudas de si nos salvaremos...

No creo especialmente, que el dinero que nos presten deba ir a salvar las finanzas de los bancos, que son los causantes de la mayoría de esta quiebra.
Creo que si recibimos esos dineros deberían ir a reactivar simple y llanamente las economías de las PYMES.

Así tratan en Europa al ministro De Guindo
Porque los directivos de Banca que lucraron con estos desastres deben ser despojados de sus privilegios, devolviendo sus fondos de pensiones e indemnizaciones increíbles y hasta eventualmente puestos en la cárcel por las estafas reiteradas que cometieron desde la más absoluta impunidad.

No creo que lo primero sea salvar los Bancos. Lo primero es generar trabajo y que los Bancos se arreglen como puedan hasta que la economía se ponga a funcionar de nuevo.

Porque esto lo dicta el sentido común. No lo dice Europa, ni Bruselas, ni la canciller Merkel.

Lo digo yo, un simple ciudadano, desde la experiencia que me da el sentido común, mi honrado trabajo de más de 41 años en la profesión, mis 68 años de edad y mi sentido de la realidad

Esto del sentido común, parece ser una rara virtud en el momento que escribo estas líneas, virtud de la que al parecer no disponen “nuestras intervenidas autoridades”.

Y lo digo, luego de ver con incredulidad y vergüenza, como los acólitos al presidente en ejercicio Sr. Rajoy fue aplaudido por estos “palmeros” y además con sonrisas de oreja a oreja, por la mayoría de diputados que configuran mayoría en el Congreso, cosa que me parece un insulto a la inteligencia y una falta de respeto a los más de 5 millones de parados en este país. 
Rajoy con los "palmeros"...Todo bien!

Qué aplaudían? La QUIEBRA del estado de bienestar? La pérdida de la mayoría de servicios en  la Seguridad Social? El ahogo de los fondos para enseñanza e investigación? El préstamo que dan a España para “salvar” los bancos en vez de a las personas?.

Es por eso que propongo una clara resistencia civil a este disparate en que nos meten los “sabios” económicos,  esos que siempre nos  explican qué pasó, pero no pudieron prever algo para que no pasara. 


La soberbia.
Que además lo hacen y nos lo explican desde la soberbia, como estando más allá de las circunstancias, y tienen razón. Más allá están,  por sus astronómicos sueldos y privilegios obscenos mientras están sentados cómodamente en sus bancas y después, con pensiones vergonzosas que darían sonrojo a cualquiera que supiese los valores.

Tenemos que volver a los valores normales y naturales. A dirigentes sanos, honestos y preparados. No podemos asumir las mentiras a las que estamos sometidos desde que Rajoy asumió el poder (que por lo visto, era lo único que le interesaba), y que según prometió venía con un “plan que resolvería todos los problemas”. Ya entendemos y sabemos cuál era el plan…

Y nos encontramos a 7 meses de ejercer este poder que tanto ansiaba (ahora ficiticio porque lo cedió a Alemania), haciendo exactamente todo lo contrario a lo que dijo, y pretendiendo ser el salvador de España! Y pidiendo lastimosamente que estemos junto a él, como si su receta de miserias fuese el ungüento o pócima mágica para curar nuestros males.

Rajoy viene a ser como Pinocho, pero sin gracia.
Qué podemos creer en este hombre que nos miente y nos sigue mintiendo con excusas cada vez menos creíbles?. Que hasta parece no comprender siquiera lo que le hacen decir y que está bailando con el demonio desde que ingresó a la Presidencia.

Propongo hacer un referéndum sobre su continuidad

Pronto, antes que sea tarde y España entre en una ebullición social que sea muy difícil dominar.

NI UN CAFÉ... PERSONALIDADES INSUFRIBLES 2

2º POST SOBRE PERSONALIDADES (PARA MI) INSUFRIBLES. Los Políticos: a esta altura, da lo mismo que sean del partido A,B o C. Todos son cor...