Ir al contenido principal

BESANDO LA CAMISETA

Veo nuevos pequeños personajes a la hora de "odiar".

Por ejemplo: los jugadores de fútbol que al ser contratados BESAN LA CAMISETA...

Este mismo gesto lo harán en el próximo club al que vayan a jugar. Y al otro, y así por todo el tiempo que esté activos. Por ello se nota palmariamente que el "amor" que profesan a los colores y a la camiseta, se esfuma inmediatamente y es reemplazado por el próximo cheque.

Lo mismo sucede con las expresiones que vierten en las inefables conferencias de prensa.
"Era un sueño venir a jugar en la Institución XXX"..."Desde niño ya sentía estos colores"..."Vengo a dejar todo de mi por el equipo"..."Seré un granito de arena más en el Club"...y así hasta la eternidad.

Ejemplos recientes sobran.

Ibrahimovich ó Forlán besando la camiseta del Barça o del equipo en que se encuentren..

Eto´o tambien besó esta camiseta...
Al cabo de unos meses, besando con la misma intensidad la camiseta del Milan; hasta que sea traspasado, por ejemplo, al equipo del Sultanato de Omán, donde tambien besará la camiseta y dirá que era una ilusión para él, etc. etc.

Es el círculo virtuoso del dinero, que suplanta los afectos... por los "efectos".

Hasta que un día se terminen los besos a las camisetas y a las Instituciones y tal vez, digo tal vez, aparezcan en sus cabezas bastante mal amuebladas por cierto, los afectos verdaderos y se sorprendan tocando la vida real.

No ya una pelota.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¡ LOS FRUTOS NO CAEN LEJOS DEL ARBOL !

NO LLORES POR MI, ARGENTINA.

No tiene mérito alguno copiar las palabras de un gran escritor y Premio Nobel. Lo sé perfectamente y lo asumo.
Simplemente me hubiese gustado poder escribirlas con el mismo grado de contenido, claridad y de síntesis.

Por eso, me conformo humildemente con transcribirlas, adscribiéndome en un todo al concepto e idea que propone este artículo pequeño en tamaño, pero grande y claro en su concepto.


SÍ, LLORO POR TI ARGENTINA.

Durísimo artículo de Mario Vargas Llosa.
Argentina, un país que era democrático cuando tres cuartas partes de Europa no lo eran, un país que era uno de los más prósperos de la Tierra cuando América Latina era un continente de hambrientos, de atrasados.
El primer país del mundo que acabó con el analfabetismo no fue Estados Unidos, no fue Francia, fue la Argentina con un sistema educativo que era un ejemplo para todo el mundo. Ese país que era un país de vanguardia ¿Como puede ser que sea el país empobrecido, caótico, subdesarrollado que es hoy? ¿Qué pasó? ¿Alguien lo invadió…

UN PEDIDO A ALGUIEN MUY ESPECIAL

SRA. CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER