SOLO TRISTEZA Y AGRADECIMIENTO


Esta vez, no va de odio, ni de críticas.

Va de tristeza y dolor.
La muerte de un ser querido siempre produce esta sensación.
De pérdida. De algo irreparable.

Siempre pasa que al cabo del tiempo, se atenúa y todo vuelve a ser como antes. Este es mi consuelo.
Y te queda dentro tuyo, el recuerdo de los buenos momentos.
De la amistad, del amor, de la entrega incondicional; del tiempo que pasamos juntos. De la complicidad.

Nos dio a todos lo mejor de si; su buen humor; su alegría; su compañerismo.
Compartió muchísimos de momentos de compañía en silencio.

Que no pidió nada. Que estuvo siempre al lado del enfermo, dando calor y afecto.
Que aguantó lo que le echaran...grandes y chicos.

Tenía cola y 4 patas. Se llamaba Margarita.

Nunca se enteró que era una perrita salchicha.

Mi perra.

Espero que donde estés, transmitas la misma alegría que me diste a mi, mientras estuvimos juntos.

Seguramente nos volveremos a encontrar.

Chau Margarita; ya te estoy extrañando.

Comentarios

Entradas populares de este blog

ME TIENE HARTO

UNA HISTORIA DE MENTIRAS CONSTANTES

ARMAS