Diferencia entre Gobernar y hacerse Odiar

La Presidenta de Argentina tiene la particularidad de ser la Reina Midas al revés. Lo que toca lo hace mierda.
Desconozco si será inteligente, capaz, habil, poseedora de innatas capacidades de estadista, o de economista; incluso si será abogada (cosa que parece estar en mas cerca del NO que del SI...)

Pero lo cierto es que por su trato verbal, por su manera de dirigirse a la gente, por su gestualidad, su aspecto, todo lo que intenta transmitir, se viene en su contra.

Es una persona mas a "odiar". Soberbia, autosuficiente, orgullosa, imbancable, de vuelta de todo, dándo lecciones a quien no se las pide, recitando abstracciones aleatorias que sólo ella entiende, cuando lo que se le agradecería es que tenga un mensaje claro y sencillo.
Y sobre todo creíble.
La señora, tan natural ella, saludando al público. Como Greta.

Y sobre todo que se pudiese pensar que lo dice desde su corazón y no como "chirolita" ese deformado muñeco títere, de un Chassmann, titiritero triste de años atrás, que se ganaba la vida haciendo sketches por las provincias aprovechando su condición de ventrílocuo, que tal vez serviría para sacar alguna risa, pero que para la política, es un completo fracaso.

Como se demostró en muchas etapas de la vida política de Argentina y el Mundo.

Una diferencia es que a este ventrílocuo, había que pagar para verlo.

Se comenta que esta señora, paga al público para que la acompañen y la aplaudan en sus actos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

ME TIENE HARTO

EL CULO Y SUS REFLEXIONES

PARADOJAS DEL DIBUJO Y LA POLITICA